Rania Lo Vuelve A Hacer

Kim Kardashian Tiene El Look Que Reúne Los Tres Básicos Favoritos Del Verano

Anoche, L’Oréal Proffessionnel celebraba la ‘Hair Fashion Nigth’ en más de 37 países donde miles de salones abrieron sus puertas. Y amén de los todopoderosos looks de moda que nos regalan inspiración para días y días de mente en blanco frente al espejo entonando la pregunta ‘¿Y qué me pongo?’, de todos esos looks hay unos cuantos peinados súper inspiradores que pueden solucionarlos un bad hair day.

Es más, pensando en San Valentín, que ya está a la vuelta de la esquina, la NBA lanza una línea diferente, adecuada tanto para ella como para él. Dentro de sus propuestas tenemos, por ejemplo, Una Rose para San Valentín con la camiseta de Derrick Rose, estrella de los Chicago Bulls, perfectamente adaptada a la silueta femenina.

El modelo es un camisero 2.0 del gigante de Inditex que combina una estructura de blusa blanca y otra celeste con estampado de rayas y cuello níveo que cae ligeramente por el hombro; todo ello envuelto en el ya ubicuo cruzado popularizado gracias a los vestidos kimonos Carne de pieza viral, vaya.

De ahí que las prendas denim más clásicas -esos jeans con un corte perfecto, la cazadora ligeramente oversize, la falda por la rodilla y la camisa más menos desgastada- se alíen cada temporada con otras piezas más efímeras pero más definitorias del ‘aquí’ y el ‘ahora’ para encontrar nuevas fórmulas que sigan confirmando lo que ya sabemos: que el vaquero es (y será siempre) universal y atemporal.

De efecto espejo, dorados como joyas, de color plata con efecto snake skin, rojos con reminiscencias disco, cobres y de textura craquelada… Nos inspiramos en la Alta Costura y elegimos 10 pares de zapatos metalizados para futuras novias que desean brillar, esta vez, de forma textual.

Podremos verificarlo de modo especialmente fácil, como decíamos anteriormente, si miramos hacia un objeto donde se refleje la luz, también hacia el cielo (el azul del cielo también está polarizado, en este caso porque la luz que se dispersa en la atmósfera se polariza parcialmente).

Eso sí, está claro es que llevando la raya en el centro estamos potenciando la simetría (un rostro redondo se verá aún más redondo) y llevándola a un lado jugamos con la asimetría de forma que nos permite disimular ciertos aspectos de nuestra morfología.