Kate Middleton, El Príncipe Guillermo Y El Pequeño George

No hay lugar más frecuentado por los famosos que los aeropuertos. Los sexólogos explican que el ritmo de vida habitual nos lleva a inhibir el deseo: trabajo, familia, vida nocturna, viajes… El rato que pasamos corriendo nos permite desconectar de tal manera que volvemos a recuperar la estabilidad emocional, por no hablar de que se generan las endorfinas -las hormonas del placer- y oxitocina, necesarias para estar de mejor humor.

Holanda será todo lo moderno que quieras y habrá mucha gente que dirá que estas prostitutas están mejor que otras de países donde la prostitución no está legalizada, pero a mí sigue pareciendo denigrante, y parece increíble que hoy día este tipo de cosas se sigan permitiendo.

Tras un rato de relax en los preciosos jardines de Luxemburgo, la visita continúa: los majestuosos Grand y Petit Palais, las compras por los Campos Elíseos, los paseos al borde del Sena, los museos D´Orsay y L’Orangerie (para amantes del impresionismo) y, por supuesto, la Torre Eiffel te esperan.

Y probablemente puede que ponderes todas sus virtudes quemacalorías comparándolo con el entrenamiento con pesas , el workout al que muchas mujeres miran con recelo por creer (erróneamente) que les puede hacer ganar peso (por aquello de que el músculo pesa más”).

Pero desde que unas cuantas celebs proclamaran a los cuatro vientos los bondades de este tipo de entrenamientos -¿quién no recuerda a Kendall Jenner, Taylor Swift & Cía paseando por las escarpadas colinas de Hollywood a Gisele Bündchen haciendo senderismo en familia escalando en un rocódromo?- se ha popularizado y urbanizado la práctica de estos deportes.

Es una ciudad muy preparada para las personas, donde el transporte para llegar a esta ciudad se puede realizar a través del aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol y para moverte dentro la ciudad puedes hacer a través de coche particular, autobús, tranvías, metro y bicicleta.

Quantcast