‘Mindfulness’ O bien Cómo Trabajar La Atención Para Desconectar De Todo

Han pasado veintidos años desde el momento en que Jon Kabat-Zinn, responsable del nacimiento de la ola mindfulness en Occidente, definiese la atención plena: ‘prestar atención de manera particular, como propósito, al instante presente y sin juicios morales’ (Wherever You Go, There You Are: Mindfulness Meditation in Everyday Life, Hyperion, mil novecientos noventa y cuatro). En el mindfulness se promueve la conciencia plena, se potencia la presencia activa en el aquí y ahora. La persona se debe centrar en el instante que está viviendo de forma activa pero intentando no interferir ni valorar lo que está percibiendo y sintiendo. En el ámbito de la psicoterapia, el mindfulness se dirige a potenciar la aceptación de ciertas situaciones y emociones. No obstante, asimismo se emplea para fomentar la relajación, el autoconocimiento y la atención.

Si bien la práctica de ejercicios de mindfulness ha adquirido gran apogeo en occidente, donde se practica desde hace unos 30 años más o menos, su origen se remonta a más de dos mil quinientos años atrás, puesto que el Mindfulness tiene su base en las prácticas budistas de la Meditación.

Nos movemos de forma rápida a través del día, día tras día. Y es tal y como si la vida se acabase pasando, y nos quedamos aguardando que algo suceda, algo fuera lejos de nosotros mismos, ignorando que el momento presente es justo lo que vale, y lo dejamos ir.

Con frecuencia, nuestras emociones se ocultan tras nuestro cuerpo en forma de sensaciones corporales. Nuestro cuerpo no deja de ser una suerte de recipiente que lo contiene todo, y a veces ni tan siquiera sabemos qué nos ocurre por el hecho de que nuestra mente (ese órgano que parece actuar con independencia y que nos esmeramos por supervisar) oculta ciertas cosas a fin de que no nos alteren, mas se transforman en tensiones musculares, en inconvenientes de piel, problemas digestibles, etcétera

Pensar cada día La meditación es una fabulosa manera de practicar, solo por el hecho de que suprime una gran parte de la dificultad del planeta y me permite aprender a ser siendo consciente de mi psique, y traerme de vuelta al instante presente. No es complicado: la meditación se puede hacer en cualquier lugar y a cualquier hora. Comienza con poco ( empecé con dos minutos al día) y ves aumentando el tiempo.

Nos asisten a transmitir a el resto como nos sentimos, regula el comportamiento de los demás hacia nosotros y así como la interacción social. Intentar evitar las emociones negativas únicamente va a producir más sufrimiento a la situación que ya en sí es dolorosa.

Put simply, mindfulness is as simple as becoming aware of your here and now experience, both internally and in the external world around you. It gives you a space in the present moment to be able to more safely deal with the distressing and painful memories of things that might have happened to you in the past. It also allows you to look at and plan for the future, even when you might have fearful thoughts about things that haven’t yet happened, from a secure position of knowing that you are in the present moment. In fact, we are never NOT in the present moment – we just lose track of that fact quite often.

Quantcast