Cinco Trucos Para Tener Una Mirada Más Joven

En una sociedad donde el agobio se ha transformado en el enemigo número uno, no es extraño que técnicas de relajación como el yoga, el mindfulness la sofrología se hayan puesto de moda. Este ejercicio de atención es mucho más poderoso de lo que te puedes imaginar. Se precisan muchos años de práctica antes que seas capaz de completar un solo minuto de atención plena. Ejercicio 1: un minuto de mindfulness atención plena. Desarrollar y practicar esta técnica de atención tiene un inmenso poder relajante.

Comienza notando los sonidos de tu cuerpo, los sonidos de la sala en la que estás, los sonidos del edificio y, por último, los sonidos del exterior. Deja que los sonidos penetren en lugar de pelear por capturarlos. Escucha sin esmero. Prosigue de este modo durante unos diez minutos más.

Cada individuo tiene sus pensamientos, emociones, preocupaciones, etc. y es principal entender que cada persona tiene derecho a actuar como crea recomendable, con independencia de que a nosotros nos parezca adecuado no. Este ejercicio se puede hacer de pie sentado, y casi en cualquier sitio y en cualquier instante. Todo lo que tienes que hacer es quedarte quieto y concentrarte en la respiración a lo largo de un minuto.

Buscar la forma visual de una idea vaga ayuda a centrarla y deja al descubierto ideas inexistentes. Hacer bocetos requiere concentración y adiestra la atención plena. Creo que me pueden venir realmente bien tus consejos. Empezaré con algunos de ellos que veo más accesibles (la lectura, el té, el alimento, el lavado de dientes, oír a la gente…) y ya te contaré.

El término mindfulness es una traducción de la palabra tibetana drenpa” que se puede traducir también por recordar retener. Por lo tanto, no significa simplemente vivir en el momento atención plena, sino prosperar la calidad de nuestros pensamientos y nuestra concentración.

Quantcast