Muchos padecemos de un modo de vida agitado y/ estresado como puede ser en nuestro puesto de trabajo, en la organización de nuestro tiempo, en la educación de nuestros hijos, inconvenientes familiares, etcétera Pero no. Puedes disfrutar del instante con un cambio de vida tan pequeño, tan paulatino, que no te va a costar tanto como imaginas. Mas calma, el mindfulness no consiste en levitar sobre tu cama si no que se trata de sintonizar con tus sentidos, saber qué te tiene tan tensa, lograr concentrarte, trabajar mejor, y gozar de las pequeñas cosas que suceden en tu día tras día.

En la práctica de mindfulness de la exploración corporal (body-scan), el sujeto aprende a tomar consciencia del cuerpo con una actitud de imparcialidad (admitir las sensaciones negativas, neutras y positivas con exactamente la misma actitud), no reactividad, esto es, no intentar cambiar reaccionar ante los diferentes estimulos percibidos en el organismo y apertura, estar abierto a todo lo que se quiera presentar a la consciencia.

En un artículo anterior, hemos hablado de la práctica del Mindfulness, una corriente de relajación y meditación centrada en la conciencia y atención plena del momento actual. Así, enfocamos nuestros pensamientos en un solo punto de atención, eliminando la dispersión y superficialidad de nuestra psique.

Es curioso que, en el momento en que permitimos que nuestra mente piense en lo que quiera, pero observándola, tiende a quedarse en blanco, como si le diese vergüenza, compruébalo, ya vas a ver. Pasa veloz, eso sí, su afición a moverse del pasado al futuro está demasiado arraigada. En cualquier caso, no hay que forzar nada; tanto si surgen pensamientos como si no, lo importante es observar su comportamiento.

El término limpieza de casa” tiene un significado textual, como uno figurativo; deshacerse de carga emocional. Dejando atrás las cosas que ya no sirven. Los dos pueden ser calmantes para el agobio. El desorden, es un estresor fundamental a tomar en consideración. Limpiar la casa, (reconociéndolo como un ejercicio de atención consciente) puede traer beneficios perdurables. Debes verlo como un acontecimiento positivo, un ejercicio de alivio del agobio y autocomprensión, en vez de sencillamente como una labor. Céntrate en lo que haces y de qué forma lo haces.

Por su parte, desarrollamos una mentalidad plenamente consciente que nos libera de patrones de pensamiento inútiles y auto-limitantes y nos deja estar de forma plena presentes para concentrarnos en las emociones positivas y realistas que aumentan la compasión y la entendimiento en nosotros mismos y el resto.

De este modo aparte de conocernos, entenderemos nuestros pensamientos, sentimientos y formas de actuar. Acéptate tal como eres, desde la entendimiento y el cariño por uno mismo. Comprende los defectos como un aspecto que forma parte de ti, mas que se pueden modificar si de este modo lo deseas.

Quantcast