La dieta del melocotón, de la piña, la dieta sin harina la preferida de Gwyneth Paltrow, la dieta de los 3 días la que practican Anna Wintour Julia Roberts, la dieta (real) de las Kardashian … Has probado todas y cada una. El mundo mental es demasiado abstracto y, acostumbrados al planeta de los estímulos más sensoriales, con frecuencia podemos perdernos. Usar técnicas de visualización te va a facilitar control mental para poder producir un estado de relajación y poder manejar mejor los pensamientos y emociones que surjan.

Note: We would like to express our appreciation to Kent Smith and Janine Hills for the development of these valuable resources. Should anyone wish to purchase a complete CD of these Mindfulness Exercises, please contact us with a return email address and we will pass your enquiry on to Kent.

El ejercicio consiste en observar y prestar mucha atención a los movimientos de la mente. Por poner un ejemplo, si nos ponemos a pensar en alguien, observarlo, darnos cuenta de qué cosas están pasando por nuestra psique y dejar que, tal y como vienen, se vayan.

En este ejercicio nos sentaremos de forma cómoda en el suelo sobre un almohada en una silla (recuerda mantener la postura adecuada). Cerramos los ojos y centramos toda nuestra atención en contar hasta diez. Semeja simple pero verás que involuntariamente vas a estar pensando en cualquier labor pendiente que tienes que efectuar ese día en que te has dejado la luz del baño encendida. Cada vez que esto ocurra vuelve a empezar desde 1. Recuerda que un pensamiento también puede ser pensar sobre el ejercicio, o sea, si lo estás haciendo bien mal, si te sientes más relajado.

En suma se trata de seleccionar una actividad que te guste, que te haga sentir bien y dedicarte única y de manera plena a ella. O sea, apaga el móvil, el PC, etc. y concéntrate en ver, oír, sentir… de manera consciente, dejando a un lado por unos minutos todo lo demás y disfrutando de forma consciente de ese instante.

Quantcast