Cinco Consejos Para Planear Una Escapada Relajante

Todos tenemos miedos: quien no tiene miedo a volar, tiene temor a los animales a los insectos, cuando no hablar públicamente a la oscuridad. Cepillar mis dientes. Supongo que todos nos cepillamos los dientes, pero de manera frecuente lo hago pensando en otras cosas. Ahora trato de concentrarme totalmente en la acción del cepillado, en todos y cada movimiento de cada diente, al pasar de un lado de la boca al otro. Se acaba haciendo un mejor trabajo, y ayuda a percatarse de lo mucho que hacemos en piloto automático.

Antes de pasar a la lista de ejercicios, es esencial resaltar que practicar Mindfulness, por ser una actitud frente a la vida, no se limita simplemente a la realización de estos ejercicios, sino es una forma de encarar los sucesos que ocurren en la vida diaria. Aún y así, adoptar un hábito saludable como este, es beneficioso por muchos motivos.

Elige una actividad rutinaria en tu vida cotidiana, como por servirnos de un ejemplo cepillarte los dientes. Observa de qué manera sostienes el cepillo y las sensaciones al contacto con la mano, los dedos, al introducirlo en la boca, mientras que te cepillas. Toma consciencia del gusto del dentífrico y de la sensación al pasar el cepillo con la pasta a través de la superficie de los dientes y las encías.

Sentados quietísimos, con los ojos cerrados y respirando, ir dando un toque de campana de forma compasada, mientras nos sumergimos en ese sonido y respiramos en exactamente el mismo, tratando de ver qué siente nuestro cuerpo y qué nos sugiere dicho sonido. Los sonidos pueden efectuarse cada diez veinte segundos aproximadamente.

Baer, R.A. (dos mil quince). Mindfulness-based treatment approaches: Clinician’s guide to evidence base and applications. Mental Health Professional. Es un ejercicio de atención consciente relativamente fácil en lo que se refiere a su planteamiento. Se puede hacer en cualquier momento a lo largo del día.

Quantcast