Maquillaje Natural Con Lentes De Madera

Marina Valera — @thelittlemarin — En un aeroplano de camino a Londres, cayó en mis manos una edición singular dedicada a la belleza de la revista del Evening Estándar, ES Magazine. Utilizar sombras satinadas mas de colores sutiles es la mejor técnica para lograrlo. Un look considerablemente más delicado y menos marcado que los anteriores, es este con unos labios naturales y sombras esfumadas en los ojos. Hablando de rutinas rápidas, Lizy P nos enseña que se puede estar lista en 5 minutos sin dificultades.

Terminamos con este makeup propuesto por Fabrizia Lazaro para salir ir a la universidad, acompañado con unos bonitos outfits. No subestimes este paso, ya que con un toque de colorete vas a salir de tu casa, sea la hora que sea, con un ‘efecto buena cara’ inmediato.

Pon un poco de colorete en crema sobre tus mejillas y mezcla cara arriba, cara los pómulos altos. Para eso debes utilizar siempre y en toda circunstancia un buen hidratante antes de maquillarte. Escoja un color de lapicero labial que se parezca a su color natural de los labios, y en vez de aplicarlo de manera directa sobre tus labios, aplíquelo con un dedo.

Con la línea inferior de las pestañitas puedes hacer lo mismo, aplicando una menor cantidad de producto. Concéntrate en aplicar el rímel en las raíces de las pestañitas, lo que hará que aparezcan naturalmente más gruesas durante todo el día. Como casi todo en el maquillaje, y en otras áreas de la vida, la perseverancia es el mejor truco para acabar cogiendo destreza, con lo que en el momento de ir maquillada de forma natural no podía ser menos.

Una dos capas de tu máscara de pestañitas preferida y… voilà! La hidratación es vital para evitar la aparición de brotes y otras imperfecciones, además de sostener la íel hermosa y lisa. A pesar de que resulta un maquillaje prudente no quiere decir que sean pocos los productos que se usen para lograrlo.

Riza tus pestañas y aplica una capa de máscara de pestañitas para finalizar con tu maquillaje natural para ojos. Leer pausadamente el INCI (la composición) de cada producto, investigando sus componentes uno a uno buscar marcas con sellos de certificación ecológica.