Recetas Con Quinua Para Pequeños De Todas Las Edades ♥

3 Recetas De Quinoa Con Pollo Simples Y Rápidas De Hacer

Lograr unas albóndigas de textura cariñosa -pero sin desmontarse- y un sabor agradable usando solo vegetales no es la cosa más sencilla del mundo, cualquiera que haya probado los mazacotes que venden en la sección de precocinado de las tiendas eco-bio-veganas (y en algunos restaurants temo que también) va a saber de qué le hablo. Todo el mundo habla sobre la quínoa, se comienza ya a ver en el consumo diario de muchos hogares, e inclusive la FAO consideró el año dos mil trece como el Año Internacional de la Quínoa, dado que es el único alimento de origen vegetal que tiene todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas, como la capacidad de amoldarse a diferentes entornos ecológicos y tiempos, soportando condiciones y climas opuestos, lo cual la convierten en un aliado en la lucha contra el apetito.

Este paso es preciso para eliminar la parte externa de algunas variedades de quinoa que la amargan al cocinarla. Compartí tus recetas con nosotros y recibí, en tiempo real, notificaciones cuando alguien hace comentarios, añade fotografías y guarda tus recetas en su recetario.

La quinua en grano se utiliza para preparar sopas, ensaladas, guisos, cuscús… La versión hinchada en copos resulta un desayuno delicioso, al paso que su harina puede utilizarse en repostería, para hacer galletas bizcochos, además de panes y pasta. Una forma diferente de preparar las galletas en la que combinamos la harina tradicional de trigo con la de quinoa para conseguir un sabor novedoso.

Sin duda tiene una fama bien merecida, por el hecho de que de la quinoa nos atreveríamos a decir que no es solo un superalimento, sino el superalimento”, en tanto que, como veréis, se trata de uno de los alimentos más completos que existen, y es bastante difícil hallarle un defecto.

Mete en el horno durante 15 minutos para que el queso gratine y los sabores se fundan. Tiene muchos beneficios para la salud, y es rico en proteínas, grasas insaturadas y vitaminas y minerales. Si has sido muy indulgente contigo misma a lo largo de las vacaciones (y te has pasado un poco con el roscón), esta receta te va a encantar.